Canela

4/01/2018

Única y necesaria.

La factoría Tribueñe abre sus puertas de nuevo con esta propuesta de Hugo Pérez de la Pica. Todo lo que emprenden tiene ya una carga intensa de vocación. En esta isla del barrio de Ventas se oficia el teatro con el rigor de un ritual y la pulcritud de un artesano.

“Canela” es un montaje que continúa la serie con la que Hugo nos sumerge en nuestras raíces, sacrificadas históricamente en aras de una supuesta modernidad. Con espíritu renacentista, toca todos los palos para dar una visión global y profunda del alma española desde las manifestaciones culturales del pueblo. El diseño del vestuario es rico y preciosista y la escenografía toda, con una iluminación discreta y elegante, unos grupos de efectismo costumbrista y unas coreografías de altísima calidad, nos recuerda el triste papel que a la cultura se le ha adjudicado en nuestro pasado. Con caras y voces ya conocidas para los adeptos a esta cofradía escénica, se defiende con gran dignidad un repertorio exigente que recorre, sin complejos, nuestros espacios temporal y geográfico.

La reivindicación de la identidad es digna de elogio…  Continuar leyendo en TRAGYCOM


Todo lo que necesitas para ir al teatro

Canela

En Canela aúnan sus fuerzas sin poner límites la canción y lo flamenco, cómo el pueblo español es capaz de ignorarse a sí mismo y destruir sus rastros una y otra vez hasta hacerse intangible. Es una revista en serio y en serie que da paso y mano a una generación que se permitió soñar y aún lo está purgando. Un nuevo sueño para redimir a nuestros muertos.

SINOPSIS

Temas y esquemas característicos del teatro musical en español, un repertorio escogido por el valor estético y sentimental.
Preservar nuestro acervo cultural debería ser un objetivo, solo desde el respeto a las manifestaciones artísticas del pasado podremos construir un discurso vigoroso con un cariño que pone en su sitio a modernidades insustanciales. Las raíces son estructurales y no se pueden teñir de ideología visceral. El diseño pictórico del vestuario sucede en los espectáculos creados por otro siglo. Cuando la luz se apaga, se ilumina otra candelaria y comienza el conjuro, en su fragua, se ablandan los metales más duros de nuestra razón para penetrar en el subconsciente.

Valoración colaboradores


Valoración espectadores

Sé el primero en dejar tu valoración.